9/01/16 al 12/01/16

Luego del traspié en la aduana de Tomasiri, continué ruta dirección al siguiente pueblo que se cruzase en el camino ya que estaba oscureciendo y mi vista nocturna no es la mejor, el tema es que solo conseguí un sitio a  200 km, rodando por la Panamericana sur, carretera 1S, el pueblo se llama Moquegua. Llegué tan exhausto que apenas tuve tiempo de cenar, caí plácidamente hasta el día siguiente en un largo y profundo sueño.

A la mañana siguiente del día 10 de enero, bien temprano, tome rumbo Arequipa, me separaban unos 300 Km por la ruta Panamericana 1S, una carretera desértica con grandes rectas y en un entorno despoblado al 100%, lo único que me llamaba la atención eran unas pequeñas casas de mimbre, muy pequeñas con una numeración escrita en pintura negra, habían cientos de ellas y la verdad no entendí nunca su finalidad ya que no había nada alrededor ni vi una sola persona cerca…..Llegué a la ciudad de Arequipa al final de la tarde en la búsqueda como todos los días de un lugar para dormir, recorrí todo el pueblo, atravesé el centro y ya a la salida del mismo, frente a un estadio deportivo y luego de preguntar encontré un Hostal muy interesante, el dueño era médico, y realmente no cuadraba mucho en aquel lugar, muy lujoso y con acabados de primera, incluso contaba con un Spa…..en fin, esas cosas que te llaman la atención después de haber dormido en tantos lugares! Me dejaron meter la moto en el parking de la casa y dormí en una bonita habitación, esa noche pedí una pizza que por cierto me costó casi como el Hostal, pero bueno, no tenía fuerzas para salir ya que el lugar está retirado de algún otro sitio en donde comer.

11/01/16

Amaneció y después de un desayuno en el Hostal / Spa, que por cierto tuve que pedir y pagar ya que no estaba incluido en la tarifa, tomé dirección Cusco, ciudad ésta en la que descansaría un día de moto para visitar Machupicchu, destino turístico obligado si vas al Perú. Montado en mi África partí dirección  Carretera Interoceánica 34ª,  la primera ciudad importante en la ruta con la que me cruzaré se llama Juliaca a unos 300 Kilómetros aproximadamente. Carretera de subidas pronunciadas y cruce de zonas montañosas muy áridas, realmente entretenida por la cantidad de curvas y pasos entre cañones de rocas …..pero al llegar a Juliaca la cosa cambio, realmente está ciudad es una de las más desastrosas que viera en el viaje, sus calles totalmente destrozadas , llenas de barro y huecos en donde cruzarlos en moto fue una verdadera proeza al más estilo Dakar……..no exagero al decir que en una de sus avenidas me toco parar y pensar si cruzar o no debido a la inmensidad de cráter que tenía justo frente a mis ojos, sin embargo no me quedo otra que después de un par de minutos y con una fila de todo tipo de coches/autobuses/triciclos taxi y hasta animales detrás acosándome junto con miles de personas a los lados cruzando casi por encima de mí, que tomar el riesgo de meterme en un agujero lleno de barro que no tenía fin visualmente……..así lo hice casi con los ojos cerrados y esperando no caer ya que el espectáculo sería horrible, yo junto a mi moto cargada hasta arriba dentro de una piscina de lodo en el medio de una multitud de vehículos y gente…….noooooooooo! sinceramente me dio mucho miedo!  lo logré pasar con gran dificultad, tal fue el susto que inmediatamente paré a tomar algo y al ver la moto me quede sorprendido, tenía barro hasta las maletas y mis pantalones casi hasta la rodilla, con eso describo la profundidad del súper mega hueco!

Continué ruta luego de tomar algo en Juliaca, realmente no había mucho que ver ahí y lo que quería era salir rápido de semejante locura, Rodé por la ruta 3S dirección Cusco otros 350 kilómetros, muchos contrastes en esta parte del camino, zonas de montaña desérticas y verdes de siembra de lo que creo seria arroz por lo extenso y húmedo del terreno……paré a comer un menú extraordinario de sopa de ave y plato completo de pollo y arroz a un precio increíble, en Perú se come bien y barato!. Llegar a Cusco fue agotador, sobre todo por el estrés de conducir con tanta precaución, los conductores principalmente de autobuses son muy peligrosos, te suelen pasar en curvas y no se cortan a la hora de tirarte de la carretera si les molestas, eso, y que llegue de noche y mi vista en la oscuridad no va bien, me dejo muerto. No quise meterme mucho en el centro y encontré en la avenida principal casi a la entrada de la ciudad un Hotel 3 estrellas a buen precio y con parking para la moto, la idea era dejarla ahí un día para pasar conocer Machupicchu.

Mientras descargaba el equipaje frente al hotel, se me acerco una señora muy amable a hablarme, como casi siempre las mismas preguntas de rigor, y entre respuesta y respuesta se ofreció a ponerme en contacto con una agencia de viajes de un amigo suyo  en el centro de la ciudad, donde podría comprar un paquete a Machupicchu para pasar el día, así que quedamos a una hora en la recepción y tomamos un taxi, llegamos a la agencia y me dieron las diferentes opciones , como era para la mañana no tenía más que aceptar lo que me ofrecieran, suerte que con tan poco tiempo consiguiera cupo y a buen precio, así que me toco el primer tren para ir y el último para regresar, el precio bastante elevado, unos 240 euros para un día! Pues sí! este será el día más caro de mi viaje!…al dejar todo pago salí en la búsqueda de algún sitio para cenar y por supuesto que invité a mi nueva amiga, me aconsejó pollo a la brasa y así lo hicimos con unas cervezas Cusqueñas!, al finalizar la cena me entró un sueño increíble, así que me despedí de mi amiga y tome un taxi al hotel ya que tenía que despertarme a las 3 de la mañana, hora en la que me buscaría un chofer de la agencia de viajes para llevarme a otro hostal en donde he quedado con un grupo de turistas  y de ahí tomar un mini bus que nos llevará hasta la estación del tren……que odisea!

Caí inmediatamente en la cama y ni me enteré cuando me quede profundo, serian como las 12:30 de la noche y solo me quedaban unas pocas horas de descanso, así que puse el despertador a las 3 menos cuarto y deje todo listo para salir corriendo al despertar, y así lo hice, la madrugada del 12 de enero a las 3 am estaba un taxi esperándome frente a hotel, subí y después de un recorrido de 10 minutos me dejo en otro hostal en el centro para la espera  de mi siguiente transporte, el mini bus de carrera! Lleno hasta arriba de turistas de todas las nacionalidades posibles, luego, 1 hora por  carreteras de vértigo y a una velocidad insólita! …..No me quedo otra opción que cerrar los ojos y rezar para no terminar en el fondo de un precipicio!  Gracias a dios llegamos sanos y salvos, realmente no me extraña cuando en las noticias salen los accidentes mortales en el Perú, no es normal como conducen estas personas! Lo había vivido desde la moto pero estar dentro es otra cosa!!!…..Me toco esperar unos 30 minutos hasta que monté en un tren muy pintoresco con techo panorámico y atención de primera por parte del personal, todos súper amables, me ofrecieron una galleta y una bebida, el recorrido que dura escasos 45 minutos, va a una velocidad muy baja para apreciar las vistas,  no se justifican los 120 dólares que cuesta el recorrido, se pasan bastante con el precio, pero, es Machupicchu y su fama se paga!

Al llegar al pueblo el guía me llevo hasta la taquilla en donde compraría la entrada para  la ciudadela (ruinas), la cola medía como 100 metros, es increíble que en un sitio tan visitado solo atienda una persona la venta de los tickets, en fin, así pasaron unos 45 minutos, luego de ahí salimos todos los turistas hacia el siguiente paso, el bus que nos llevaría por una carretera de tierra con vistas de vértigo hasta la ciudad perdida de Machupicchu, una verdadera odisea llegar al objetivo! Después de 20 minutos subiendo llegamos a la última parada! El recorrido cuesta unos 12 dólares para ir y 12 dólares el regreso……una pasta! Al llegar nos ordenan juntarnos todos los del bus para seguir a la guía que nos dará el recorrido y explicará toda la historia del sitio, ella, una chica de la zona, con una banderita roja, hablando como una maquina sin parar, y nosotros como ganado detrás de ella, esquivando a los otros cientos de grupos que visitan el lugar, en algunas ocasiones quedábamos atascados en las estrechos pasadizos de piedra por los que teníamos que transitar miles de personas…había un calor impresionante, y noté que a medida que el recorrido avanzaba éramos menos, muchos menos!…así que al terminar toda la charla/caminata sin exagerar eramos tres personas y yo……no me extraña la verdad, una autentica tortura, tanto por el calor, el cansancio y una charla tipo maquina, aburrida y gastada de tanto repetirla o por lo menos era lo que trasmitía la guía….al final nos dejan libres y realmente sentí un alivio increíble……como mi tren saldría tarde, comí un bocadillo que traía en mi mochila y subí hasta la cumbre en donde me relajaría contemplando desde el borde de una piedra semejante belleza,  tome las típicas fotos con vistas a todas las ruinas y montañas que se plasman en miles de cámaras fotográficas de todo el mundo……fue ese momento que duró dos horas en donde realmente disfruté y sentí la magia de Machupicchu, lo anterior había sido una auténtica pesadilla en donde se pierde todo el encanto por culpa de la masificación turística, uno se siente como en un escenario artificial!

Al terminar de recorrer y visitar cada rincón de la ciudadela, tome nuevamente el bus que me llevaría hasta el pueblo, al llegar caminé por todas las estrechas callejuelas llenas de miles de personas comprando artesanía y recuerdos……conseguí un restaurante con un menú muy económico, me relajé un buen rato en la terraza viendo la multitud, hasta que se acercó la hora de tomar el tren  que me llevaría de regreso al pueblo en donde tomaría nuevamente el bus del terror, para llegar finalmente a Cusco y tomar el taxi hasta el  hotel, después de pasar un día agotador y costoso, pero si quería conocer Machupicchu esa era la única forma con tan solo un día….. Fueron 23 horas, realmente me gustó, pero no repetiría! Es una de esas cosas que uno hace una vez en la vida y no más!  Caí en la cama sin ser consiente del momento en el que me dormí, al día siguiente me esperaba un día de moto en donde comenzaría el retorno dirección Bolivia.

 

Hasta la próxima!

Anuncios

8/01/16

 

Salí muy temprano de Arica con la idea de pasar la frontera al Perú con poco tránsito, pero la verdad es que al llegar no solo había mucha gente si no que el tramite a diferencia de otros cruces era más pesado y lento, eso y el que comenzara el fin de semana  complicó un poco las cosas con respecto al tiempo de espera…..Tuve que rellenar un formulario que me habían mandado a comprar en un edificio cercano, cosa que me pareció extraño ya que nunca había tenido que comprar nada, pero bueno, nuevo país, nuevas costumbres!.

Luego de realizar todo el tramite salí dirección Tacna, la primera ciudad que te encuentras al cruzar la frontera. Ahí me di un paseo por el centro y aproveche la estampida de cambiadores de dólares y cualquier moneda que tuvieras encima ya que no tenía soles peruanos, cambié y conversé un buen rato con el personaje preguntando detalles de la ciudad y cosas referente al país.

Proseguí ruta y como a unos 150 km había un control aduanero, me pararon y pidieron los documentos de la moto y un papel que se supone me habían dado en el cruce con el que se autorizaba a la moto a circular por todo el territorio peruano, sin él la moto me la quitarían en cualquier puesto policial. Le entregué todo lo que me habían dado y nada, el hombre me decía que seguía faltando uno, el más importante…..Total, que después de hablar con el jefe me dijo que llamaría al cruce a preguntar si se podía haber quedado ahí por error, se lo agradecí y me senté en la sombra a esperar…. Como a los 20 minutos sale y me dice que sus compañeras de la aduana no lo tienen y que la chica que me atendió me lo entregó en la mano, insinuó que lo perdí en el camino.

Yo revise nuevamente las maletas de la moto y nada, al rato me comentó otro chico, personal de la aduana, que hacia unas horas otro motero había tenido el mismo problema…..eso ya era para mí demasiada casualidad, así que pedí hablar nuevamente con el jefe y se lo comenté, al parecer él no estaba en ese turno y no sabía nada del caso anterior, le pedí que llamará otra vez al cruce y así lo hizo, luego de indagar más el tema y con más personas se descubrió el problema! …un policía que tenía el trabajo de retirar un documento al final del cruce era nuevo y estaba retirando el documento equivocado……..insólito que coloquen a alguien sin saber hacer su trabajo……total que esté policía inepto había cometido el mismo error con unos cuantos moteros y con otros más en vehículos…..el jefe de la aduana me dijo que lo único que había que hacer era regresar y buscar yo directamente el fulano documento……lo miré fijamente a los ojos y muy serio le dije….no pienso regresar 150 km y dar la vuelta otros 150 más para buscar un papel por culpa de un policía, le pedí que me diera una solución, entro a su oficina y me imagino que llamo de nuevo al cruce…..esperé otra vez como 20 minutos y al salir me dijo que la única opción era que alguien que pasará por ahí le pidieran el favor de que tomara el documento y me lo trajera hasta la aduana, pero que corría el riesgo de que se perdiera en el camino o que se tardaran mucho tiempo, que si quería correr el riesgo era mi responsabilidad. Lo pensé y definitivamente correría el riesgo, así que esperamos a que nos confirmaran que alguna persona nos hiciera el favor…….a la hora más o menos llamaron y le informaron al jefe que un coche con matrícula Argentina lo había tomado y lo traería hasta aquí. Sinceramente el que fuera un coche Argentino me dejo bastante tranquilo ya que por experiencia sé que son personas serias y solidarias.

Toda esta historia comenzó sobre las 10 de la mañana, ya eran las 2 de la tarde y aún estaba ahí a la espera de alguien que no sabia quién era, ni si llegaría ……en fin, mi día estaba perdido y ya comenzaba a sonarme las tripas,.Le pregunte al personal si había comida y me dijeron que solo tenían comida para ellos, para los viajeros había una cafetería con muy poca cosa……en eso salió el jefe y me dijo que ya tenía servido, el me invitaba a comer de la comida del personal, que detalle! Bueno……..pasaron dos horas después de la comida, cuatro mas y cinco y ya estaba oscureciendo y yo pensando que me había salido mal la jugada, ahora estaba ahí sin documento, el día terminado y yo sin saber que hacer ya que podía seguir…… en eso veo a lo lejos un coche con 4 chicas y matricula Argentina….salí rápidamente y ahí venia mi documento!!! Tarde pero había llegado…..las chicas me comentaron que habían entrado en Tacna a comprar ya que como es zona franca aprovechan para renovar el armario……..pero bueno, lo importante es que el riesgo asumido había sido positivo a pesar de haber perdido un día en ese sitio.

Ya era de noche y salí hacia el primer sitio en donde parar y hacer noche……en el siguiente escrito contaré como termino el día….Hasta la próxima.

 

 

31/12/15 al 07/01/16

 

Amaneció y llegó el último día del año 2015, bajé a desayunar, esta vez no estaba incluido en la tarifa, habían varias opciones en la cafetería del hostal y elegí uno que incluía un zumo de naranja/zanahoria/jengibre con huevos fritos y tostadas por el módico precio de 4000 pesos chilenos! Unos 5 euros.

Esa misma  mañana me comentó la chica de recepción que harían una cena para fin de año y que si queríamos asistir tendría que reservar a un costo de 8000 pesos, unos 9 €, inmediatamente acepté. Mientras mi compañero estaba en el taller intentando confirmar junto con el  mecánico que la avería de su moto realmente era el cardan de la transmisión yo me quede en uno de los salones del hostal escribiendo, luego por la tarde salí a caminar y llegué hasta el final del paseo marítimo en donde por casualidad encontré un sitio para comer empanadas al aire libre, me recordó a La isla de margarita en Venezuela, donde viví hace algunos años ya, bueno, la verdad es que todo Iquique me recuerda a Margarita, me senté en una barra de madera con vistas al mar y luego de ver la carta me pedí un par de empanadas, una de pulpo y otra de queso, por supuesto con una Arequipeña, una cerveza Peruana que está muy buena!……Terminé de comer y me quede por lo menos una hora contemplando las vistas y observando a las familias chilenas que vacacionan en este lugar.

Al llegar al hostal me encontré con la noticia de que la pieza del cardan no la tenían en la zona y que lo más probable es que la tuvieran que pedir a Santiago de Chile, eso significaba una estadía en Iquique de varios días……así que como estábamos tan a gusto en el Hostal hablamos en recepción para reservar un par de días más……al ser temporada alta no podía dejarnos en la misma habitación, así que a partir de ahí hicimos un recorrido por varias de las habitaciones, todos los días teníamos que cambiarnos.

Esa noche nos sentamos a cenar sobre las 9, era una mesa de madera como para 30 personas en el jardín del hostal, la cena incluía ensaladas, arroces de varios tipos, pastas, y una barbacoa, por supuesto no podía faltar el vino Chileno! La cena transcurrió entre charlas con un grupo de chicos Argentinos que viajaban en coche por Sudamérica, luego de comer y repetir unas cuantas veces y al acercarse la hora de finalizar el 20015 nos fuimos todo el grupo de la cena a la playa a ver los fuegos artificiales que al parecer son famosos en Iquique, habían cientos de personas en las calles y la playa la habían cercado con una verja para que la gente no pasara ya que todos los fuegos estaban entre unas plataformas en el mar y en la arena.

A las 12 en punto comenzó el espectáculo pirotécnico, duró como 30 minutos y la verdad resulto ser espectacular, uno cosa que me llamo la atención es que la gente en el momento de celebrar el nuevo año no se abrazaban ni besaban como es costumbre, solo veían al cielo y muchos encendían los globos llenos de deseos para el nuevo año y los lanzaban en la oscuridad de la noche, habían miles volando sobre la ciudad.

Esa noche me acosté a la 1:30, fue un fin de año diferente, tranquilo,  extrañe mucho a mi familia y amigos…..Pero es el costo de la aventura!

Los primeros 2 días me dediqué a caminar y por la tarde ir a la playa, el sol es muy fuerte en esta zona y me tumbaba en la arena sobre las 4 pm, el agua es helada, helada, la playa es realmente guapa y la gente se queda hasta muy tarde disfrutando del buen tiempo.  Algo  que me llamo la atención fue el tema de los perros callejeros, hay muchos por la calle y algunos son bastante violentos, pero, nunca en mi vida había visto a perros sin dueño pasando el día en la playa, si!!  en la playa! corrían en grupos, buscaban a los que jugaban a las palas y les quitaban las pelotas, se metían al agua, intentaban involucrarse con familias acercándose discretamente y al ser aceptados se quedaban a pasar la tarde con el grupo…….increíble lo listos que son! Luego al irse el sol desaparecían de la arena…….

Al tercer día de estar en Iquique, Chile, nos dieron la mala noticia de que la pieza averiada de la moto  no la tenían disponible, existía la posibilidad de encontrarla de segunda mano en Santiago pero llevaría tiempo…….Estábamos atrapados en esa linda ciudad hundida en el medio del desierto!

Así que durante mi estadía me relaje, descansé, quizás demasiado! Cuando llevas un ritmo de viaje, devorándote la carretera y haciendo kilómetros sin parar, no es lo mejor el relax, ya que cuando hay que ponerse en acción nuevamente cuesta muchísimo!

Así pasaron los días, playa, caminatas, escribir, hablar y pensar……..sobretodo pensar!….ya cuando pasaron 5 días, comencé a extrañar a mi familia y a sentir algo de nostalgia…….justamente en ese momento, apareció la pieza!, llegó al taller de segunda mano, procedente de Santiago…..pero, cuando desmontaron la original se dieron cuenta de que no era igual……ya habíamos salido del hostal pensando que esa misma tarde tomaríamos nuevamente la carretera…….la solución?……llevarla a un tornero que ajustará la diferencia a través de una soldadura, el inconveniente es que se demoraría un día en hacer el trabajo, así que nos tocó buscar otro hotel, esta vez cerca del taller…..conseguimos uno bastante cutre en comparación a los días que pasamos en el Hostal Internacional frente al mar……pero bueno, solo era una noche….

A la mañana siguiente del día jueves 7 de enero, luego de desayunar en el hotel, caminamos unas dos cuadras hasta el taller, aun a las 11 no había llegado la pieza, así que me puse a preparar mi equipaje en mi moto y hacer algunas tareas de mantenimiento como engrasar la cadena, revisar el aceite entre otras cosas, a eso de la 1 pm llegó la fulana pieza, en cuestión de un par de horas estaba instalada y lista para salir de ruta…… garantizaron que la pieza duraría todo el viaje, pero que tuviera cuidado sobre todo en el ripio ya que la combinación del peso con las pistas de tierra pondrían en riesgo la pieza reparada.

Salimos pitando y recobrando las fuerzas perdidas en los 8 días de relax y tranquilidad que habíamos pasado en tan linda ciudad…….nuestra dirección era Tacna, Perú, es increíble como tu cuerpo y mente se recuperan y retoman la carretera una vez recorridos unos kilómetros, el estar parado unos días te deja una sensación de pereza que si realmente no tienes alma de motero/viajero difícilmente logras seguir ruta, definitivamente esto te tiene que gustar!

El motero que le gusta viajar necesita rodar todos los días, no importan los kilómetros ni las horas, lo importante es sentir que se avanza sin prisas pero sin pausas!

La salida de Iquique es muy pintoresca, hay que subir unos cuantos kilómetros rodeado de paisajes desérticos y montañas de arena de un marrón intenso, quizás se pueden atravesar a través de ellas en vehículos ya que se ven en algunas partes huellas de lo que parece ser algún 4×4, al llegar a cierta altura enlazamos directamente la autopista panamericana Norte/ Ruta 5, que tras pagar un peaje nos llevará  directamente al paso fronterizo con Perú.

La carretera era bastante árida y calurosa por lo que tuve que detenerme en varias ocasiones para refrescarme y  para que la moto se enfriara un poco, esto hizo que se me hiciera tarde por lo cual decidí hacer noche en una pequeña ciudad en la costa llamada Arica,  al entrar conseguí un hostal limpio y a buen precio.

Después de una buena ducha, salí en la búsqueda de un lugar en donde cenar, la encargada del hostal me recomendó un sitio Colombiano al que fui directamente, sé por experiencia que la comida Colombiana está espectacular, me comí un filete empanado que me dejo el tiempo justo para llegar a la cama y dormir plácidamente hasta la mañana siguiente.

 

 

24/12/15 al 30/12/15

Amanece el día de navidad y después de desayunar salimos pitando dirección norte, repostamos gasolina y comenzamos a atravesar una zona desértica de unos 200 kilómetros, todo iba bien, con calor, con buen ritmo……de repente veo una bajada y sin poder evitarlo caí en un hueco enorme y por poco me voy al suelo, justo a unos 500 metros la moto se apaga, se muere, la dejo correr…..hay un silencio terrorífico por unos segundos hasta que el impulso se termina y por un milagro me deja frente a una caseta policial que está a 5 km de un pequeño pueblo, por lo general siempre antes de entrar en las zonas urbanas hay un control policial…….que milagro que no se averió en el medio del desierto! Así que por el momento estaba agradecido y para nada preocupado, solo por estar ahí, con gente y apoyo estaba feliz!

Inmediatamente salieron varias personas del puesto policial a preguntarme que me había ocurrido, les comenté  y se quedaron frente a mi mientras yo desarmaba media moto en busca de alguna falla eléctrica, el tema es que con las maletas y el equipaje hay que desmontar toda la moto hasta lograr sacar las tapas laterales y así poder llegar al tema!

Una vez visto los fusibles, las conexiones, los bornes y poco más, descarte falla eléctrica, así que lo que más me sonaba era un problema de falta de gasolina a través de la bomba……. Y así fue! …los policías llamaron a un mecánico de coches de la zona y después de sacar la bomba comprobamos su funcionamiento y nada! No hacía nada!….la abrimos, ya que esa bomba se puede y comprobamos que estaba sulfatada, Sergio, el mecánico de la llevo a su taller gracias a que la policía lo llevo y regreso como a los 45 minuto con la bomba limpia, la instalo y listo, la moto funciono como siempre.

Esa noche decidimos dormir cerca del sitio donde la moto se paró, así que frente a la primera gasolinera en donde repostamos habían unas cabañas con piscina y sin pensarlo nos metimos en una. El 24 de diciembre más tranquilo que he pasado en los últimos años, la verdad!

El 25/12 madrugamos y seguimos ruta dirección Chilecito, la moto se portó bastante bien y aparentemente la bomba quedo al 100%, rodamos unos 400 kilómetros, pasamos chilecito con la respectiva parada, he tenido muchos problemas en sacar dinero con las tarjetas master card, solo una gasolinera me la acepto, es extraño, en Chile nunca tuve inconveniente, me da la impresión que en este tema está más avanzado, continuamos   hasta llegar a un pueblo llamado San José, ya era de noche y tocaba parar, le preguntamos a unos chavales del pueblo y nos llevaron a un hostal, digamos que en obras de ser un hostal de verdad, me metí en la ducha al llegar como suelo hacer siempre que llego a un sitio, me enjaboné y por arte de magia……se fue el agua!……con las ganas de ducharme que yo tenía y de descansar…….el dueño me comentó que había un problema con la bomba y que en 15 minutos estaría resuelto….así que me trajo una taza y a lo pobre, lo peor es que la noche nos costó como cualquiera otra, en fin, hoy toco esto!

El 26/12 nos levantamos, desayunamos, que por cierto supuestamente estaba incluido en el precio, pero al final nos lo quería cobrar también, nos negamos y les recordamos que otra persona nos lo había incluido en el precio…..en fin……..el agua nunca llego!  nos preparamos más rápido de lo normal, queríamos aprovechar que el día nos daba una tregua y el calor estaba flojo esa mañana, tomamos ruta a Salta a través de una linda carretera llena de montañas rojizas y de contrastes espectaculares, luego de rodar unos 200 kilómetros el calor comenzó a subir y a subir y a subir……..hasta que nos quedamos sin agua y no encontrábamos ningún sitio para comprar o comer……. hasta que después de unas cuantas curvas vimos en el medio del desierto una pequeña casa como abandonada, lo único que notamos era una música como boliviana que salía de unos bafles bastante oxidados que colgaban de dos esquinas, apenas las paredes podían con ellos!…toque la puerta y estaba abierta, me asome y había una chica detrás de la barra, le pregunte si había algo de tomar y me dijo que solo tenía agua pequeña y caliente ya que la nevera era de gas y prácticamente no enfriaba, me tome dos a precio de oro en polvo y comencé a ver muchos papeles pegados en la pared maltrecha del interior agradeciendo y recomendando las famosas empanadas de la señora, sin exagerar habrían unas 150 notas de muchas partes del mundo, es increíble que en un sitio con ese aspecto de abandono tanta gente comieran……en fin, no podía dejar de probarlas, pedimos una docena, teníamos mucha hambre y después de leer todos los comentarios……no estaban mal, tampoco para tanto, pero el estómago agradeció ese pequeño detalle……..ahí nos refugiamos debajo de una mata y yo me duché prácticamente con dos botellas de agua que me relleno el marido de la señora, que por cierto me comentó que había nacido en esa casa y que sus padres habían vivido ahí por más de 60 años……..me pareció insólito que alguien pudiera vivir ahí, increíble!

Ese día pasamos salta y cuando comenzó a oscurecer hicimos noche en un pueblo llamado el Carmen cerca de una represa, pasamos una pequeña selva con curvas y estrecha carretera hasta llegar ahí….sobre las 8:30 conseguimos un hostal estilo colonial, nos instalamos en una habitación bastante estrecha y como siempre me duche, era baño compartido y me toco esperar un rato para entrar, luego salí a buscar en donde cenar y todo estaba cerrado, me toco meterme en la cocina del hostal y buscar a oscuras un cacho de pan con mantequilla……esa fué la cena del día!

El día 27/12 madrugamos con la intención de recorrer los 550 Km que nos separan de nuestro siguiente destino, San pedro de atacama, Chile, ahí nos espera nuestro amigo Kenko, viajamos juntos a Argentina pero el tomo dirección norte, al contrario que nosotros y la idea era cruzarnos el 24 de diciembre pero no fue posible si no hasta hoy…..  para llegar ahí hay que atravesar el paso de Jama, que es donde se encuentra el cruce fronterizo entre Argentina y Chile, el problema es que hay que subir a una altitud de 5400 metros entre curvas y más curvas, es una carretera espectacular, pero la altura hace de las suyas tanto con mi moto, que es a carburador, como conmigo, que no tengo carburador pero no estoy acostumbrado a estas alturas ……nos comentaron que la frontera cierra a las 6 pm, así que le dimos caña para poder almorzar en el camino.

Cuando estaba a 4100 metros paré en una zona para dejar constancia tomando unas fotos en un monumento detallando dicha altitud, descanse unos 15 minutos intentando aclimatarme a la altitud, luego comencé una bajada drástica hasta llegar a un salar espectacular, con un contraste de colores único!…paré a tomar fotos junto a un grupo grande de motorizados y conocí a mi tocayo Humberto, un Argentino con una moto muy particular, tenía una ametralladora entre otros detalles, le tome unas fotos y conversamos un rato sobre mi viaje….seguí ruta y comenzó nuevamente el ascenso hasta llegar a 3700 metros, aparte de la falta de oxígeno, Dana comenzaba a estar falta de gasolina, pregunte y me dijeron que habían dos, en la primera no había y por suerte puede repostar en una muy pintoresca servida en el medio de un mini pueblo de tierra servida por una persona…….tengo que comentar que a pesar del aspecto pobre de la estación, es la gasolina más cara que he pagado desde que salí de Buenos aires hace 45 días, pero bueno, no hay alternativa y ellos lo saben, así que hay que pagar si queremos seguir!

El hambre comenzaba a sentirse y decidimos parar muy cerca de la gasolinera en un pequeño local, nos ofrecieron una sopa típica de la zona con maíz y cerdo, estaba buena la verdad!…..casualmente llego Humberto y su hija junto a otra pareja, nos sentamos todos en la misma mesa y compartimos un almuerzo muy ameno entre risas e historias.

Seguimos ruta y nos despedimos de nuestros amigos, ellos regresaban a su ciudad que esta al pie del paso de jama y hacen esta ruta por lo general los domingos.

Llegamos al paso fronterizo, repostamos nuevamente por seguridad a pesar de estar a 160 Km de nuestro destino, San pedro de atacama, y menos mal que lo hicimos!…pasamos el control de aduana y acceso a Chile, muy demorado, unas dos horas entre todo y la falta de oxígeno en mi caso fue bastante fuerte, al punto de que casi tengo que pedir ayuda……soporté el bajón, al pasar a Chile había que subir unos 1200 metros más y luego comenzaría un descenso radical……pero………al ocultarse el sol, la temperatura dio un giro drástico, comenzó a hacer un frío  y viento de nieve, al no estar preparado ya que veníamos del desierto y la ropa de abrigo estaba bien guardada en el equipaje, me toco aguantar los 150 km que me faltaban, fueron extremos, las manos se me congelaron y realmente la pase muy mal, casi al punto de desespero, fueron unos 45 minutos que para mí han sido los más duros del viaje!….cuando por fin llegué a una altitud aceptable tenia a mi lado derecho una imagen espectacular……un volcán en pleno atardecer…. pude parar y relajarme un poco después del estrés…tomé unas fotos del momento que estaba viviendo y di gracias al universo por haber resistido y pasado el susto sin contratiempo…..ya faltaban 40 km para llegar al pueblo, nos pusimos a buscar el hostal en donde nuestro amigo Kenko había dormido la noche anterior y en donde teníamos una especie de carpa/habitación para los tres. Justo cuando estábamos perdidos en el centro, apareció Kenko de la nada dándonos un abrazo y celebrando que después de 45 días estábamos bien y podíamos contarnos las historias y anécdotas del viaje!

Después de instalarnos y darme una ducha en una baño muy agradable tipo indio, nos fuimos a caminar y a buscar un sitio en donde cenar, es un pueblo muy guapo, me recuerda a Tarifa, en España, bohemio y con mucho turismo joven. Cenamos pizza con cervezas y compartimos una charla hasta que nos pegó el cansancio y decidimos irnos a la cama…..El día había sido duro y estrés vivido al final nos paso factura!

El día lunes 28/12 nos levantamos sobre las 9 am, esta vez éramos tres, salimos a desayunar en una terraza junto al jardin de la casa/Hostal y aprovechamos para compartir partes de la ruta e intercambiar información sobre nuestro camino al norte y el camino de Kenko al sur, pasamos un par de horas en eso y Kenko al ver una barbacoa propuso que compráramos carne y pollo para hacer un buen asado ese día……..inmediatamente aceptamos la idea y salimos a recorrer el pueblo y a comprar todo para la comida.

Primero fuimos a una ferretería ya que a Kenko le hacían falta unos tornillos para un problema que tenía con la cadena de su moto y yo aproveché para comprar un adaptador de corriente para el ordenador.

Comenzamos con la barbacoa a la 1 pm, me costó un poco hacer el fuego por no contar con aceite para el carbón, intentamos con un poco de gasolina pero tampoco funciono……al vernos la encargada del hostal nos ayudó con un poco de leña y al rato ya teníamos la brasa lista para poner la carne…..comimos hasta mas no poder, nos sobró pollo para la cena, yo propuse hacer una ensalada de pasta con pollo.

A pesar del calor, nos metimos en la tienda a dormir la siesta por un par de horas, luego regresamos al pueblo a caminar un poco y ya por la noche comencé a preparar la cena, esta vez teníamos una invitada, una amiga de Kenko, la cena quedo muy buena, según me comentaron, esa noche transcurrió entre historias y buena compañía!

El día 29/12 nos despertamos muy temprano para preparar todo el equipaje en las motos y seguir ruta, era día de despedida de nuestro amigo Kenko, haríamos 100 km juntos hasta Calama ya que Kenko tenía problemas con su cadena y había un taller en esa ciudad que podría resolverle el problema.

Justo al salir del pueblo nos encontramos a un par de moteras de Brasil con problemas en una de sus motos, paramos y nos comentaron que el freno delantero lo tenía pegado y no podía rodar….Kenko saco sus herramientas, solo tuvimos que aflojar una tuerca y salió liquido de freno con mucha presión, lo volvimos a apretar y quedo mucho mejor, por lo menos podría continuar hasta llegar a algún taller……Continuamos ruta los tres hasta llegar a Calama, ahí paramos a repostar y nos despedimos de nuestro amigo, la próxima vez que nos encontremos será en Buenos aires, ya para regresar a España. Me gustó mucho el reencuentro con Kenko y pasar un par de días de relax y descanso de las dos ruedas después de tener ya 43 días de ruta sin prácticamente parar……

Comenzamos a atravesar la ruta del desierto y ya como a la 1 pm buscábamos algún sitio en donde parar a refrescarnos y de paso comer algo, difícil en esta zona que aparte de torres de energía, arena y mucho calor, poca cosa hay…….ya cuando comenzábamos a desesperarnos vimos una casa rodeada de camiones, eso es buen síntoma según mi compañero Pedro, él es camionero en España y sabe que donde ellos paran se come bien y barato!….buscamos un sitio donde las motos tuvieran un poco de sombra y entramos a un salón muy grande con ventiladores que la verdad lo que escupían era aire caliente,  después de meter la cabeza en un tobo de agua que estaba en el aseo, ya que no salia agua de los grifos, ese aire refrescaba un poco el cuerpo……nos ofrecieron un menú de sopa de ave y de segundo carne con arroz….yo me tomé una coronita helada que me supo a gloria……estuvimos como 1:30 ahí hasta que nos armamos de valor y salimos a seguir la ruta con una sensación térmica brutal, calculo que habrían cerca de 45º !…….si abría la visera del casco el aire caliente me quemaba la cara y si la cerraba me moría del calor….así que lo que opte fue   abrir y cerrar para no agobiarme…..salí con Dana de primero a la carretera viendo a pedro justo detrás por el espejo, pasaron unos 10 minutos y dejé de verlo, el suele pararse a colocarse la cámara , disminuí la velocidad lo máximo que pude, el tema es que después de 30 minutos sin señal de su moto, comenzaba a preocuparme y a pensar que algo había pasado, ya no era normal……decidí parar a pesar del calor, me quedaba un Gatorade que compré en el restaurant  ya que insólitamente no vendían agua…..tomé un par de tragos guardando un poco por si acaso, como a los 10 minutos de estar ahí se detuvo un autobús y me dijo lo que ya me imaginaba, su compañero esta tirado más atrás, tiene problemas con su moto! Que putada! Justo en este sitio y con este calor!….monte y Salí pitando hacia atrás, rodé y rodé hasta que después de 40 minutos llegué hasta él, prácticamente se quedó averiado al salir de comer, estaba muy estresado y me comentó que después de muchos intentos de parar a algún coche solo se paró un camión y le dio agua, estaba a punto de deshidratarse con semejante temperatura, el camionero tenía un remolque de carga inflamable y solo había un pequeño espacio en la parte de atrás, a simple vista era imposible montar ahí la moto…..pero se fueron parando más compañeros del gremio y entre 6 logramos poner la BMW de 500 kg en una montaña y colocarla a nivel para facilitar la maniobra y subirla, así lo hicimos y lo logramos después de 15 minutos, es increíble como entró justo sobre un riel en donde solo cabían las ruedas,  la atamos de ambas ruedas y parte del chasis…….el siguiente destino estaba a 350 km, Iquique, así que comenzamos la ruta, yo detrás del camión observando que todo fuera bien y la moto no se moviera o aflojara algún cordón de los que pusimos, todo el mundo tenía que ver con semejante locura, los coches pasaban por al lado y se quedaban un rato viendo la moto colgando de un camión cisterna con gases inflamables….alucinante!…. esto en España es impensable de ver!.

El chófer del camión nos comentó que no podría llevarnos hasta Iquique ya que llevan un GPS y no podían desviarse de la ruta por normas de la empresa, así que nos dejaron en la carretera cerca de un pueblo llamado Pozo Almonte, para bajar la moto fue toda una odisea, buscamos un sitio en donde hubiera una altura suficiente para apoyar la moto y poderla bajar, el problema es que en ese momento éramos 3 y la verdad un poco complicado, así que Pedro me dijo: para un coche! Inmediatamente detuve al primero que paso, y como arte de magia bajo del coche un chico joven, Esteban, muy amable y dispuesto a ayudar, apenas vio la moto dijo: mi papá tiene una igual! Y luego: mi papá tiene un carro tráiler y un pequeño furgón, y luego: mi papá viene en camino!….increíble! casualidad o causalidad!………..en fin! Siempre las cosas se resuelven de alguna manera u otra!…..a los 15 minutos de haber bajado la moto llegó Oscar, el padre de Esteban. Colocó un pequeño furgón en cual vino a auxiliarnos en una cuesta a la altura de la moto y la subimos sin apenas problemas, atamos y nos llevaron a Pozo del monte a unos 5 minutos de ahí, ya era de noche y buscamos un hostal , dejaron el furgón con la moto arriba por la noche en el parking del hostal junto a Dana, me pegué una buena ducha y fuimos a comer unos bocatas que nos recomendó Oscar……..muy bueno y grandes, yo no pude con el mío y lo compartí con Pedro.

A la mañana siguiente, el día miércoles 30/12, despertamos como siempre y fuimos a desayunar, por cierto que esta vez me dieron la opción de comer huevos fritos! Siempre te dan lo mismo, pan con mantequilla y mermelada, así que pedí un par de huevos y quede súper a gusto!

A las 11 am en punto estaban Oscar con su hijo Esteban en la recepción para buscarnos y llevarnos hasta Iquique, a unos 50 kilómetros de ahí, hay que subir una pequeña cordillera hasta bajar al mar en donde se encuentra Iquique, el Pacifico! Por fin veo el mar! Que falta me hacía!!! Una ciudad metida en un hueco en el medio del desierto con una playa espectacular!

Buscamos el taller de BMW que Oscar había contactado previamente, sabíamos que las fechas son muy complicadas para que reciban la moto, sin embargo le dieron entrada e hicieron un diagnóstico de la falla al poco rato. El cardan estaba roto, una pieza complicada de conseguir y más en pleno fin de año!

El encargado del taller nos recomendó un hostal frente al mar, un sitio muy agradable llamado Back Packers, para esa noche solo había una habitación triple a un precio aceptable…. Yo me dedique a caminar por la zona y sobre todo a conocer la playa y el paseo marítimo, realmente es el mejor sitio en donde tener una avería y en donde pasar el fin de año!!!.

21/12/15 al 23/12/15

Este día decidí tomarme la mañana con más tranquilidad, me levante un poco más tarde y desayuné y aproveché para reorganizar un poco mi equipaje y liberarme de algunas cosas innecesarias que vengo cargando desde España…..sobre las 11:30 salí des hostal dirección Santiago de Chile, rodamos por una autopista, la 5, que prácticamente atraviesa todo Chile, tiene muchos peajes, no son caros, 700 pesos, aproximadamente 1 euro, rodamos como siempre y paramos a repostar, aprovechamos para almorzar en la estación de servicio, se come bien y económico, salimos con ganas de hacer kilómetros, pero lamentablemente a la hora de estar rodando nos tocó ver un accidente, si no es porque un poco antes paré a quitarme algo de ropa por el calor creo que lo hubiéramos visto o quizás……mejor ni pensarlo! Un autobús choco con un camión, llegamos a primera línea del accidente y vemos los restos de las piezas de lo que parece es un para choque del autobús, no logramos ver más y la verdad ni queremos, la cosa no pinta bien y a los 2 minutos comenzamos a escuchar sirenas de bomberos y ambulancias…al rato vemos que tienen que romper la carrocería para sacar a los atrapados y vemos al primer fallecido, al parecer es un niño…..que desagradable ver estas cosas cuando viajas……estuvimos retenidos como 1 hora viendo y sudando la gota gorda por el calor que hacía, al despejar el trafico nos detuvimos a repostar nuevamente y a tomar un café….la verdad es que no me entraba nada en el estómago, no sé por qué pero estaba nervioso y asustado después de ver como un inocente niño partía de este mundo quizás por la imprudencia de un conductor……..me costó olvidar lo visto y retomar con tranquilidad la ruta….se nos hizo tarde y como tengo como regla no conducir de noche, a las 7 comencé a buscar refugio ntré en un pueblo llamado santa rosa de lima, solo había un hostal, y por fuera se veía muy bastante cutre….toque y salió una señora muy, pero muy mayor, le pregunte si tenía habitación y su respuesta fue: tengo, pero creo que es muy básica para ustedes, nosotros somos pobres y no podemos ofrecerles nada más!….le dije, tiene cama? Y me dijo, claro! entonces déjeme mirarlo y hablamos. Subí a la segunda planta de la casa, toda de madera, me mostró una habitación con dos camas y la verdad es que se veía bien, mejor que muchas otras en las que habíamos dormido.

Le pregunto el precio y me dice que 12 mil pesos, al verme la cara y sin dejarme hablar lo rebaja a 10 mil…..no incluye desayuno!!! Para ser tan básico esta al precio de otro cualquiera, así que la señora está dentro del mercado! Jejejejejej,es más lista de lo que parece!

Entramos y nos instalamos, la ducha estaba abajo, en realidad era la ducha de la casa, muy grande, me tome una cerveza y conversamos un poco con la nieta y con la señora que resulto ser muy agradable. Al poco tiempo me entro el sueño y le pedí que si podía dormir en la habitación de al lado ya que no había nadie…puso cara de pensadora y a los dos minutos me dijo que sin problema….La nieta me dijo que tenía que hacerme la cama, subimos y al despejar las sabanas salto una pedazo de araña del tamaño de mi mano……….uffffffff!!! Qué asco les tengo!…pero lo peor fue lo que me dijo la chica: Estas son arañas venenosas!!!! Jo!!!! En donde me he metido!……le hice comprar un insecticida para arañas y lo roció por toda la habitación….esa noche me costó dormirme! Pero al final lo conseguí y desperté con las gallinas y un rayo de sol entrando por la ventana que tenía al frente  reflejándome justamente sobre mi cara……

Al bajar a ver si había desayuno estaba la casa completamente a oscuras, estaban durmiendo, claro! Los únicos huéspedes somos nosotros, así que no se apuran mucho……intenté buscar un adaptador para el enchufe chileno ya que el mío lo había roto, fue imposible, así que comencé a hacer ruido a ver si alguien se despertaba, al poco rato salió la viejita como un torpedo a la cocina, que energía tiene a señora!, me dijo: que quiere desayunar señor? Y me preparo unos huevos cogidos directamente de afuera de la casa, los preparo de una forma rara, como fritos pero con la clara cruda y los puso en una cazuela de barro calientes con pan de casa, un café y listo! Muy bueno la verdad! por el módico precio de 2 lucas, como dicen ellos……unos 3 euros.

Después de montar todo en la moto y los respectivos besos a la señora , partimos dirección Santiago, a recuperar un poco el tiempo que perdimos con el accidente del día anterior…..estábamos a unos 120 km de la ciudad, cuando llegamos el calor era bestial, es increíble cómo puede cambiar el clima tan rápido…la intención era entrar en Santiago, pero entre el tráfico y las altas temperaturas nos pasamos de largo, no se puede esquivar la ciudad, hay que atravesarla toda para seguir camino al norte.

Luego de una hora y media de trafico logramos salir y comenzamos el camino de los andes, es una carretera que sube al paso de caracoles, hay que subir a unos 3300 metros a través de una serie de curvas en forma de SSS y de ahí viene el nombre que los lugareños le ponen, en realidad se llama Paso de los Libertadores. Al llegar arriba se hace el trámite de fronterizo de los dos países de una vez, es una frontera con mucho movimiento, así que nos demoramos bastante, un par de horas por lo menos, yo saque algunas fotos en las que tenía que correr un poco por el tema del disparador por tiempo, no me di cuenta de la altura si no es por este mínimo esfuerzo que hice, me faltaba el aire y me comenzó a doler la cabeza…..me tome un café  y mucha agua, al rato se me paso y comencé el descenso rápidamente por una carretera en donde era imposible no parar en cada curva a tomar fotos, espectacular, quizás una de las  más lindas por la que yo he rodado!

Llegamos a un pueblo llamado Uspallata, ahí decidimos dormir ya que oscurecía y el cansancio estaba comenzando a brotar, comenzamos la búsqueda y al poco rato conseguimos unas cabañas con restaurant a un precio un poco alto pero nos merecíamos un descanso y no habían muchas opciones, la verdad!

 

 

 

 

 

18/12/15 al 20/12/15

 

DSC02249.JPGDSC02244.JPG

DSC02242.JPG

DSC02274

Pase una buena noche, a pesar de lo estricto de la dueña del hostal, dormí fenomenal, me di otra ducha mañanera y desayune sobre las 10:30, hora límite para salir del hostal.

Salimos dirección la junta, ripio y ripio, a penas salimos del hostal comenzó el camino de piedras, realmente ya me está desesperando el tema, no avanzamos! Rodamos todo el día y lo máximo que hacemos son 200 kilómetros, así no llegaremos al final……….para completar, al llegar al destino repostamos como siempre para estar listos y salir al día siguiente a primera hora full de gasolina…apago la  moto y al intentar encenderla—-……——–nada de nada…no enciende! Justo lo que necesitaba, 8 de la tarde y tengo que desmontar todo el equipaje para ver qué le pasa al encendido……reviso bornes de batería, y no pasa nada, creo que es el arranque…..en fin, unos alemanes moteros me ayudaron a encenderla empujándola y ya teníamos sitio en donde dormir, casualmente en el mismo sitio que los amigos alemanes.

El sitio era bastante cutre, bastante la verdad, , me duche aguantando la respiración y entré con chanclas de playa……..era un hostal para los obreros que trabajan en las carreteras…….y realmente el ambiente era deprimente…..no hay viajeros, salvo los alemanes, que también se metieron en su habitación, ni nadie con quien hablar, así que escribí un poco y me dormí…..a la mañana siguiente esperé que el turno laboral de los obreros de la carretera desayunaran y salieran a cumplir con su labor, que por cierto,, es muy importante…..a ver si asfaltan ya el ripio  y se puede viajar como dios manda!

Desayuné con los amigos alemanes el sábado 19/12, intercambie algunas palabras con mi poco inglés y me ayudaron nuevamente a empujar la moto para encenderla…….que mal la pasa uno cuando tu medio de transporte falla en medio de un viaje por otro continente….es como si te enfermaras…….la moto es parte de ti y cualquier cosa que le pase te afecta mucho.

Salimos con la intención de rodar lo más posible, pero nuevamente el ripio nos frenó las aspiraciones y nos tuvimos que conformar con llegar hasta una ciudad llamada Esquel, conseguimos a través de unos chicos moteros que nos llevaron a la zona de hostales uno que se llama Planet llevado por unos hermanos franceses, muy limpio y agradable, salimos a cenar un asado y dormimos como bebes hasta el día siguiente, desayunamos conversando con un chico mochilero y compartimos experiencias e historias.

Partimos rumbo a Bariloche con la intención de almorzar ahí y seguir al paso Villa Angostura en Chile……al llegar nos dirigimos a probar en algún local la famosa cerveza artesana de la zona……. Por cierto que me llamo la atención la entrada a San Carlos de Bariloche, siempre había escuchado hablar de esta ciudad y esperaba una entrada a todo lo alto…..pero no! Es una entrada llena de miseria y pobreza, por lo menos los primeros 3 kilómetros, luego ya la cosa cambia y todo es como lo esperaba, paramos en un bar muy pintoresco donde ofrecen cerveza artesanal de la zona y nos deleitarnos con una rubia y otra morena, ESTOY HABLANDO DE CERVEZA!!!!! -… Al rato y como casi siempre, se nos acercó un señor, compartimos una charla muy interesante durante una hora…..al final cuando nos escuchó hablar de buscar un hostal ya que se nos hizo tarde y decidimos hacer noche ahí, se ofreció en darnos hospedaje en su piso, agradecidos lo invitamos a cenar…nos mostró el centro de la ciudad  y en el camino compramos una botella de vino que tomamos al llegar a su casa…

A la mañana del domingo 20/12, salimos muy temprano después de tomar un café con galletas que nos ofreció Jesús dirección al paso a chile, unos 100 kilómetros de paisajes espectaculares entre curvas y más curvas, pasamos el control Argentino y continuamos ruta atravesando un pueblo llamado Villa angostura, muy bonito, ahí repostamos y a unos 40 kilómetros más pasamos el paso a Chile.

El objetivo era llegar hasta Temuco, una ciudad que está a 700 kilómetros de Santiago, al estar nuevamente rodando en autopistas nos sentíamos relajados y logramos hacer 550 km hasta llegar sobre las 8 pm, Temuco es una ciudad medianamente grande, y al entrar nos perdimos un poco hasta que un motero repartidor de comida nos rescató y orientó hasta varios hostales, los precios se dispararon al doble desde la última vez que usamos pesos chilenos, a la final pagamos 35 mil pesos por dormir, una habitación muy limpia con internet y parking, así que a descansar y prepararnos para hacer los 700 km que nos llevaran a la capital de este hermoso país, SANTIAGO DE CHILE.

16/12/15 al 17/12/15

 

 

Desde las 4 de la madrugada comencé a abrir los ojos rogando que amaneciera pronto y poder salir pitando de esa pocilga en donde habíamos dormido……apenas salió el sol me  me puse en marcha rápido, no quise desayunar ahí ya que si la habitación estaba así no quiero ni imaginar cómo estará la cocina.

Salimos dirección sur hacia villa Maniguales, un pueblo de paso por la ruta 7 austral, el recorrido fue bastante fuerte ya que llovió todo el día, tuvimos que pararnos en varias oportunidades ya que lo peligroso no es el agua, lo peligroso son los camiones que vienen del lado contrario a toda velocidad, es una locura como conducen en Chile y sobretodo con agua…..en una de las paradas justo teníamos un camping al lado y decidimos entrar a ver si podíamos resguardarnos, el guardaparques nos dejo entrar en una especie de caseta india con chimenea, inmediatamente nos pusimos a buscar leña y prender fuego para calentarnos y secar la ropa, yo me recosté sobre la mesa y me quede dormido por media hora, ahí pasamos un par de horas hasta que paro de llover y continuamos ruta….por fin, después de mucha agua y kilómetros llegamos al pueblo, una sola calle por donde pasan todos los viajeros que transitan esta famosa ruta austral chilena, ahí solo hay una gasolinera, un par de restaurantes, y no más de 3 hostales….. me fui en la búsqueda de un par de camas en donde pasar la noche, pero esta vez  algo decente y limpio para descansar de verdad y pegarme una buena ducha caliente, después de ver un par de antros encontré una casita de madera atendida por una señora mayor con pintas de protagonista de una película de terror……le hice las preguntas de siempre……hay agua caliente? hay Internet? Cuánto cuesta?…las tres respuestas fueron positivas, así que entré y vi las habitaciones disponibles y escogí la más grande y cómoda.

Al instalarnos me di una ducha un poco incomoda ya que el agua caliente se iba cada minuto, así varias veces hasta que me di cuenta que la señora tenía un control de 3 minutos por ducha y cuando pasa ese tiempo apaga el gas a propósito para que te salgas… lave mi ropa térmica y un par de calcetines no percatándome del cartel que tenía la señora en la entrada del baño en donde pone: “ NO LAVAR ROPA EN LOS BAÑOS”, yo como no lo vi, (como siempre)…. baje con mi ropa húmeda y le pregunte en donde la podía tender….me miro con cara de asesina en serie y contesto: no se puede lavar ropa! No ha visto el cartel ?………le dije, no, lo siento….la verdad es que me dio un poco de miedo la cara de la señora!……luego salí y la tendí en un cable que encontré en el monte que estaba atrás de la casa  para que no se diera cuenta…… después le pregunte por un supermercado para comprar una cerveza y algo de picar y me dijo: aquí no se toma cerveza! Madre mía con la señora!, al final hice la compra y subí a la habitación gateando para que no me viera, en fin, amanecerá y veremos el nuevo día.