9/01/16 al 12/01/16

Luego del traspié en la aduana de Tomasiri, continué ruta dirección al siguiente pueblo que se cruzase en el camino ya que estaba oscureciendo y mi vista nocturna no es la mejor, el tema es que solo conseguí un sitio a  200 km, rodando por la Panamericana sur, carretera 1S, el pueblo se llama Moquegua. Llegué tan exhausto que apenas tuve tiempo de cenar, caí plácidamente hasta el día siguiente en un largo y profundo sueño.

A la mañana siguiente del día 10 de enero, bien temprano, tome rumbo Arequipa, me separaban unos 300 Km por la ruta Panamericana 1S, una carretera desértica con grandes rectas y en un entorno despoblado al 100%, lo único que me llamaba la atención eran unas pequeñas casas de mimbre, muy pequeñas con una numeración escrita en pintura negra, habían cientos de ellas y la verdad no entendí nunca su finalidad ya que no había nada alrededor ni vi una sola persona cerca…..Llegué a la ciudad de Arequipa al final de la tarde en la búsqueda como todos los días de un lugar para dormir, recorrí todo el pueblo, atravesé el centro y ya a la salida del mismo, frente a un estadio deportivo y luego de preguntar encontré un Hostal muy interesante, el dueño era médico, y realmente no cuadraba mucho en aquel lugar, muy lujoso y con acabados de primera, incluso contaba con un Spa…..en fin, esas cosas que te llaman la atención después de haber dormido en tantos lugares! Me dejaron meter la moto en el parking de la casa y dormí en una bonita habitación, esa noche pedí una pizza que por cierto me costó casi como el Hostal, pero bueno, no tenía fuerzas para salir ya que el lugar está retirado de algún otro sitio en donde comer.

11/01/16

Amaneció y después de un desayuno en el Hostal / Spa, que por cierto tuve que pedir y pagar ya que no estaba incluido en la tarifa, tomé dirección Cusco, ciudad ésta en la que descansaría un día de moto para visitar Machupicchu, destino turístico obligado si vas al Perú. Montado en mi África partí dirección  Carretera Interoceánica 34ª,  la primera ciudad importante en la ruta con la que me cruzaré se llama Juliaca a unos 300 Kilómetros aproximadamente. Carretera de subidas pronunciadas y cruce de zonas montañosas muy áridas, realmente entretenida por la cantidad de curvas y pasos entre cañones de rocas …..pero al llegar a Juliaca la cosa cambio, realmente está ciudad es una de las más desastrosas que viera en el viaje, sus calles totalmente destrozadas , llenas de barro y huecos en donde cruzarlos en moto fue una verdadera proeza al más estilo Dakar……..no exagero al decir que en una de sus avenidas me toco parar y pensar si cruzar o no debido a la inmensidad de cráter que tenía justo frente a mis ojos, sin embargo no me quedo otra que después de un par de minutos y con una fila de todo tipo de coches/autobuses/triciclos taxi y hasta animales detrás acosándome junto con miles de personas a los lados cruzando casi por encima de mí, que tomar el riesgo de meterme en un agujero lleno de barro que no tenía fin visualmente……..así lo hice casi con los ojos cerrados y esperando no caer ya que el espectáculo sería horrible, yo junto a mi moto cargada hasta arriba dentro de una piscina de lodo en el medio de una multitud de vehículos y gente…….noooooooooo! sinceramente me dio mucho miedo!  lo logré pasar con gran dificultad, tal fue el susto que inmediatamente paré a tomar algo y al ver la moto me quede sorprendido, tenía barro hasta las maletas y mis pantalones casi hasta la rodilla, con eso describo la profundidad del súper mega hueco!

Continué ruta luego de tomar algo en Juliaca, realmente no había mucho que ver ahí y lo que quería era salir rápido de semejante locura, Rodé por la ruta 3S dirección Cusco otros 350 kilómetros, muchos contrastes en esta parte del camino, zonas de montaña desérticas y verdes de siembra de lo que creo seria arroz por lo extenso y húmedo del terreno……paré a comer un menú extraordinario de sopa de ave y plato completo de pollo y arroz a un precio increíble, en Perú se come bien y barato!. Llegar a Cusco fue agotador, sobre todo por el estrés de conducir con tanta precaución, los conductores principalmente de autobuses son muy peligrosos, te suelen pasar en curvas y no se cortan a la hora de tirarte de la carretera si les molestas, eso, y que llegue de noche y mi vista en la oscuridad no va bien, me dejo muerto. No quise meterme mucho en el centro y encontré en la avenida principal casi a la entrada de la ciudad un Hotel 3 estrellas a buen precio y con parking para la moto, la idea era dejarla ahí un día para pasar conocer Machupicchu.

Mientras descargaba el equipaje frente al hotel, se me acerco una señora muy amable a hablarme, como casi siempre las mismas preguntas de rigor, y entre respuesta y respuesta se ofreció a ponerme en contacto con una agencia de viajes de un amigo suyo  en el centro de la ciudad, donde podría comprar un paquete a Machupicchu para pasar el día, así que quedamos a una hora en la recepción y tomamos un taxi, llegamos a la agencia y me dieron las diferentes opciones , como era para la mañana no tenía más que aceptar lo que me ofrecieran, suerte que con tan poco tiempo consiguiera cupo y a buen precio, así que me toco el primer tren para ir y el último para regresar, el precio bastante elevado, unos 240 euros para un día! Pues sí! este será el día más caro de mi viaje!…al dejar todo pago salí en la búsqueda de algún sitio para cenar y por supuesto que invité a mi nueva amiga, me aconsejó pollo a la brasa y así lo hicimos con unas cervezas Cusqueñas!, al finalizar la cena me entró un sueño increíble, así que me despedí de mi amiga y tome un taxi al hotel ya que tenía que despertarme a las 3 de la mañana, hora en la que me buscaría un chofer de la agencia de viajes para llevarme a otro hostal en donde he quedado con un grupo de turistas  y de ahí tomar un mini bus que nos llevará hasta la estación del tren……que odisea!

Caí inmediatamente en la cama y ni me enteré cuando me quede profundo, serian como las 12:30 de la noche y solo me quedaban unas pocas horas de descanso, así que puse el despertador a las 3 menos cuarto y deje todo listo para salir corriendo al despertar, y así lo hice, la madrugada del 12 de enero a las 3 am estaba un taxi esperándome frente a hotel, subí y después de un recorrido de 10 minutos me dejo en otro hostal en el centro para la espera  de mi siguiente transporte, el mini bus de carrera! Lleno hasta arriba de turistas de todas las nacionalidades posibles, luego, 1 hora por  carreteras de vértigo y a una velocidad insólita! …..No me quedo otra opción que cerrar los ojos y rezar para no terminar en el fondo de un precipicio!  Gracias a dios llegamos sanos y salvos, realmente no me extraña cuando en las noticias salen los accidentes mortales en el Perú, no es normal como conducen estas personas! Lo había vivido desde la moto pero estar dentro es otra cosa!!!…..Me toco esperar unos 30 minutos hasta que monté en un tren muy pintoresco con techo panorámico y atención de primera por parte del personal, todos súper amables, me ofrecieron una galleta y una bebida, el recorrido que dura escasos 45 minutos, va a una velocidad muy baja para apreciar las vistas,  no se justifican los 120 dólares que cuesta el recorrido, se pasan bastante con el precio, pero, es Machupicchu y su fama se paga!

Al llegar al pueblo el guía me llevo hasta la taquilla en donde compraría la entrada para  la ciudadela (ruinas), la cola medía como 100 metros, es increíble que en un sitio tan visitado solo atienda una persona la venta de los tickets, en fin, así pasaron unos 45 minutos, luego de ahí salimos todos los turistas hacia el siguiente paso, el bus que nos llevaría por una carretera de tierra con vistas de vértigo hasta la ciudad perdida de Machupicchu, una verdadera odisea llegar al objetivo! Después de 20 minutos subiendo llegamos a la última parada! El recorrido cuesta unos 12 dólares para ir y 12 dólares el regreso……una pasta! Al llegar nos ordenan juntarnos todos los del bus para seguir a la guía que nos dará el recorrido y explicará toda la historia del sitio, ella, una chica de la zona, con una banderita roja, hablando como una maquina sin parar, y nosotros como ganado detrás de ella, esquivando a los otros cientos de grupos que visitan el lugar, en algunas ocasiones quedábamos atascados en las estrechos pasadizos de piedra por los que teníamos que transitar miles de personas…había un calor impresionante, y noté que a medida que el recorrido avanzaba éramos menos, muchos menos!…así que al terminar toda la charla/caminata sin exagerar eramos tres personas y yo……no me extraña la verdad, una autentica tortura, tanto por el calor, el cansancio y una charla tipo maquina, aburrida y gastada de tanto repetirla o por lo menos era lo que trasmitía la guía….al final nos dejan libres y realmente sentí un alivio increíble……como mi tren saldría tarde, comí un bocadillo que traía en mi mochila y subí hasta la cumbre en donde me relajaría contemplando desde el borde de una piedra semejante belleza,  tome las típicas fotos con vistas a todas las ruinas y montañas que se plasman en miles de cámaras fotográficas de todo el mundo……fue ese momento que duró dos horas en donde realmente disfruté y sentí la magia de Machupicchu, lo anterior había sido una auténtica pesadilla en donde se pierde todo el encanto por culpa de la masificación turística, uno se siente como en un escenario artificial!

Al terminar de recorrer y visitar cada rincón de la ciudadela, tome nuevamente el bus que me llevaría hasta el pueblo, al llegar caminé por todas las estrechas callejuelas llenas de miles de personas comprando artesanía y recuerdos……conseguí un restaurante con un menú muy económico, me relajé un buen rato en la terraza viendo la multitud, hasta que se acercó la hora de tomar el tren  que me llevaría de regreso al pueblo en donde tomaría nuevamente el bus del terror, para llegar finalmente a Cusco y tomar el taxi hasta el  hotel, después de pasar un día agotador y costoso, pero si quería conocer Machupicchu esa era la única forma con tan solo un día….. Fueron 23 horas, realmente me gustó, pero no repetiría! Es una de esas cosas que uno hace una vez en la vida y no más!  Caí en la cama sin ser consiente del momento en el que me dormí, al día siguiente me esperaba un día de moto en donde comenzaría el retorno dirección Bolivia.

 

Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s